Cargando...

La elasticidad dura poco

Destacada - Fecha: 25/04/2020

No somos como somos por nada. Somos como somos porque la historia nos forjó de acuerdo a las experiencias que nos hizo vivir.

No somos como somos por nada. Somos como somos porque la historia nos forjó de acuerdo a las experiencias que nos hizo vivir.

Los argentinos hemos transitado infinidad de crisis; algunas muy importantes y traumáticas, y otras tan imperceptibles que ni las contabilizamos.

De todos modos, quedan en nuestro inconsciente presionando y guiando nuestras decisiones.

En materia inmobiliaria las crisis juegan un papel paradójico sobre los inmuebles en Argentina, producto de haber sufrido, prácticamente desde que al menos yo tengo memoria y más también, la falta de una moneda fuerte. Esto ha convertido a los inmuebles en una reserva de valor incomparable, por su eficiencia y tangibilidad en comparación con cualquier otro vehículo de inversión o resguardo.

¿Por qué paradójico? Porque, aunque todos los pronósticos y variables que maneja el común denominador de un mercado comercial: oferta y demanda, stock, valor de otros activos comparables; indicarían que deberían ajustarse, las propiedades en Argentina ante una crisis no suelen verse tan afectadas.

Esta situación impacta, incluso en menor medida, a las propiedades usadas; ya que las propiedades en construcción, que se componen por un lado del valor tierra y por otro lado de los costos directos e indirectos de la obra tienden a ser más elásticas. Ello se debe a que, si bien no pueden ajustar sobre la tierra que normalmente fue cancelada en dólares; pueden ajustar, de acuerdo a su avance de obra, sobre el costo de la misma y de acuerdo a la necesidad del desarrollador pueden también ajustar sobre su margen.

Leer nota completa: https://www.lacomunidadinmobiliaria.com/single-post/2020/04/25/La-elasticidad-dura-poco